Promueve la innovación y la agregación de valor a la producción mediante el uso de la tecnología en todo el proceso productivo, realizando la reconversión del cultivo por otro de mayor rentabilidad.